Image default

Un gesto qué define todo

«La situación epidemiológica es grave y abogamos por el derecho a la vida y la salud», dijeron en un comunicado

Los Organismos de Derechos Humanos no marcharán el 24 de marzo por la pandemia

En una decisión muy meditada, porque se cumplen 45 años de la ultima dictadura cívico militar y será el segundo año sin la multitudinaria concentración, distintos referentes contaron a PáginaI12 cómo fue que decidieron la suspensión y qué harán para recordar la fecha.
Los organismos de derechos humanos resolvieron que por la pandemia, al igual que el año pasado, este 24 de marzo no convocarán a marchar a la Plaza de Mayo.
Los organismos de derechos humanos resolvieron que por la pandemia, al igual que el año pasado, este 24 de marzo no convocarán a marchar a la Plaza de Mayo. 


Imagen: Sandra Cartasso

Los organismos de derechos humanos resolvieron que por la pandemia, al igual que el año pasado, este 24 de marzo no convocarán a marchar a la Plaza de Mayo. «La situación epidemiológica es grave y como organismos de derechos humanos abogamos por el derecho a la vida y la salud. Por eso pedimos que toda acción conmemorativa se lleve adelante con los máximos recaudos y siguiendo los protocolos del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio», adelantaron en un comunicado.

En lugar de la movilización, organizarán acciones descentralizadas, con pequeños grupos y combinando presencia y virtualidad.

Este 24 de marzo se cumplen 45 años del golpe de estado de 1976. Si en 2020 tomar la decisión había sido dificil, con el número redondo la insatisfacción de no poder reunirse multitudinariamente se sintió más, contaron varios referentes a PáginaI12.

«Fue bastante discutido, porque no es fácil no ir a la plaza por segundo año. Pero defendemos por sobre todo la vida, y además somos grupo de riesgo nosotras mismas. Las madres tienen más de 80 años y los más jóvenes de entre nosotros ya estamos por los 70″, señaló Graciela Lois, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas.

«Es muy probable que el año que viene, el 24 de marzo nos reencuentre en la plaza, ya vacunados. Pero, ¿qué ejemplo daríamos si convocaramos ahora? Tenemos una responsabilidad en la defensa de la vida».

Para Taty Almeyda, frente la Covid no había ninguna duda de qué hacer y el tema es qué alternativas realizar. «Las estamos discutiendo, hay muchas propuestas y queremos comunicarlas cuando ya estén acordadas«, apuntó.

Una actividad fuera de discusión es la transmisión televisiva del discurso redactado en común por los convocantes. El año pasado fue emitido por la TV Pública, y en este los referentes quieren ampliarlo a más canales.

En Familiares adelantaron la idea de una campaña que plante árboles, difundida con el lema plantemos memoria. «La propuesta nos gustó porque puede ser compartida en todo el país y circular por las redes», contó Lois.

«Por otra parte vamos a convocar a acciones en distintos ámbitos, bajo protocolos de cuidado, que no impliquen aglomeraciones de gente«, agregó Carlos Pisoni, de HIJOS . «Nuestra intención es descentralizar la plaza de Mayo promoviendo acciones en otras plazas, y ámbitos, con grupos chicos, y con algunas actividades que puedan ser semipresenciales».

«Este 24 de marzo, a 45 años del golpe genocida, seguiremos plantando memoria en cada rincón del pais, con las banderas de las y los 30 mil más presentes que nunca»,  remarca el comunicado  sobre la suspensión de la marcha. Lo firman Abuelas de Plaza de Mayo, Madres Línea Fundadora, Familiares, Hijos Capital, APDH y APDH la Matanza, Asociación Buena Memoria, Centro de Estudios Legales y Sociales, Comisión Memoria, Verdad y Justicia zona Norte, Familiares y compañeros de los 12 de la Santa Cruz, Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, Liga Argentina por los Derechos Humanos y Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.