Image default

No hay peor astilla qué la del mismo palo: Tania Gramier la policía qué dice defender a víctimas de abuso y violaciones y las entrega a los jefes

Nos escribíamos mucho, creí en sus buenas intenciones hasta qué me dí cuenta qué en realidad me sacaba información para dársela a los jefes.

Yo le contaba sobre las víctimas qué me escribían dado qué ella iba a conformar un gremio en defensa de la violencia de genero contra el personal femenino de las fuerzas.

Me llamó la atención y me indignó cuándo empecé a ver qué le ponía «me gusta» a Cocochioni, Pullaro y Acuna en sus faces, cuándo estos empezaron a llamar a las mujeres qué me confesaban lo qué muchas veces ni siquiera a sus parejas, marido o hijos, le decían, sólo a mi. La confianza con las fuentes en la medida qué después demuestres qué te mintieron, es sagrada, con qué cara puedo mirarlas, escribirles sí yo las traicionó? Y Esta ……no sólo me traicionó a mi sino traicionó dos veces a las qué dice representar.

Una hija de puta. No se traiciona así a las mujeres qué peligraron sus carreras al contar lo peor qué le podía pasar para contárselo a sus violadores y jefes.

Tania la cobertura perfecta de zorra disfrazada de oveja, ahora cada mujer policía o del servicio penitenciario sabe sí puede confiar en ella.

Sí es necesario qué en la secretaria de la Mujer, y la de derechos humanos del gobierno abran una investigación con garantías y privacidad para los centenares de mujeres abusadas en estos años en dichas fuerzas. Portar un uniforme y un arma no las hace menos vulnerables todo lo contrario, al estar en una fuerza machista y vertical son las «victimas perfectas».