Image default

Fúgate que me gusta

Santo Tomé: se volvieron a fugar presos de la Comisaría 12

La última fuga se había dado en el mes de diciembre de 2020. Los vecinos denuncian episodios de este estilo constantemente. La Comisaría está ubicada en pleno centro santotomesino.

En la mañana de este viernes, después de las 6 de la mañana, se fugaron cinco detenidos en la Comisaría 12 ubicada en al ciudad de Santo Tomé.

En estos momentos se desarrolla un operativo de búsqueda y recaptura para dar con los individuos.

Cabe recordar, que la comisaría se encuentra en calle Alvear al 2500, en pleno centro santotomesino y tan solo a dos cuadras de Avenida Luján.

Según información policial trascendida, a las 6 de la mañana hicieron un recuento en el lugar y no faltaba nadie. A las 9 de la mañana, el área de Trámites y Diligencias se acerca para hacer unas gestiones, y ahí se percatan que faltaba uno de los detenidos, vuelven a revisar y confirman que faltaban cinco en total.

«Hoy a la mañana, a las 9 salía a trabajar y vi que había policías en la parte de atrás de la comisaría, cuando llego al frente veo móviles y me dijeron que se había escapado un preso. Después se supo que eran unos 6» contó Sonia, una vecina al Móvil de LT10.

“Todos los vecinos empezamos a escribirnos para que nos encerremos. Es una vergüenza, de noche no se puede dormir por los griteríos. Hace unos días se cortó la luz, y había gritos y gritos, con el calor y los mosquitos uno no puede salir ni a los patios porque no sabés lo que está pasando, si se están escapando” agregó Sonia.

“No se puede seguir viviendo, no tenemos respuesta de nadie. El Ministerio de Seguridad, después de la charla que tuvimos no supimos más nada. Sain no se presentó en la Legislatura y dijo que él no tiene porqué recibir a los vecinos”.

No es la primera vez que ocurre esta situación, ya que en la madrugada del pasado 11 de diciembre, siete detenidos en la dependencia se dieron a la fuga luego de burlar la seguridad y escapar por los techos hacia los patios vecinos.

Por otro lado, existen innumerables reclamos de los vecinos que viven con miedo por los constantes episodios de este tipo, y por la superpoblación existente en el lugar, ya que la dependencia policial tiene lugar para 16 personas, y casi a diario hay más de 40 alojados.

El último episodio en el lugar fue el pasado 2 de febrero, cuando vecinos alertaron movimientos extraños en la zona del patio trasero y realizaron la correspondiente denuncia. Al realizar una inspección, los oficiales encontraron cuatro teléfonos celulares entre los reclusos.

En esa ocasión, un vecino declaraba al Móvil de LT10 que «esto es cotidiano, los vecinos estamos aterrados. Nuestros hijos chiquitos tienen miedo”.

“Da mucha pena, porque el lugar en si es muy tranquilo. Pero esto es complicidad con las leyes y el gobierno. Esto no debería estar acá” concluyó el mismo.