Image default

Con o sin público, en el fútbol las barras siguen violentando a la sociedad.

Barras de Racing e Independiente se pelearon en Avellaneda

El hecho se dio en el barrio 4 de Junio después del partido que la «Academia» perdió frente a Talleres de Córdoba.

Un nuevo episodio de violencia en el fútbol ocurrió durante noche del sábado: dos fracciones de barras de Racing e Independiente se enfrentaron en Avellaneda dejando como saldo dos heridos, uno de ellos de bala.

 

 

El hecho se dio en el barrio 4 de Junio, ubicado a una diez cuadras de los estadios de los mencionados clubes. Todo empezó cuando la autodenominada banda «Los pibes de Racing», facción líder actualmente en la tribuna, se dirigía en autos y un colectivo hacia el estadio para retirar las banderas que habían colocado para el encuentro que el equipo de Úbeda disputó contra los cordobeses.

Los simpatizantes fueron en varios autos particulares y un colectivo y al pasar por el mencionado barrio 4 de Junio, situado en el cruce de las calles Vélez Sarsfield y Limay, se encontraron con un grupo de barras de Independiente.

 

Según trascendió, hubo un intercambio de insultos entre ambos bandos, tras lo cual comenzaron a pelearse, volaron algunos piedrazos y la parcialidad de Racing se bajó de los citados vehículos para ingresar al barrio.

La barra del Rojo respondió las agresiones, hubo detonaciones de armas de fuego y un barra de Racing resultó herido a la altura del peroné y, si bien debió ser internado, informaron que se encuentra fuera de peligro. Además en el medio de la pelea los individuos dejaron autos y negocios rotos.