Image default

Cuánto vale la vida de una joven delivery en santa Fe?

«Me robaron la moto, me pusieron un fierro en el pecho», el estremecedor audio de la delivery asaltada

El pedido desesperado de auxilio de una mujer delivery de tan solo algunos segundo tras ser asaltada por dos motochorros

Este jueves cerca de las 20, dos violentos delincuentes asaltaron a una joven delivery de la empresa Pedidos Ya en la ciclovía de Urquiza y Hernandarias en barrio Jardín Mayoraz y le robaron su moto. La víctima del atraco fue amenazada con un arma de fuego por motochorros.

Tras el atraco de los delincuentes a punta de pistola a la delivery mientras se dirigía a entregar un pedido, la víctima del robo se comunicó al grupo de WhatsApp que poseen los cadetes y relató aterrada lo sucedido instantes antes.

«Chicos me acaban de robar la moto, me pusieron un fierro en el pecho. Van por la ciclovía hacia el puente negro», relató en el audio agitada, llorando y asustada la trabajadora de delivery. La mujer que trabaja para la empresa Pedidos Ya y con un embarazo avanzado le rogó a los delincuentes que no le hagan nada por su estado de gravidez, y les entregó su motocicleta. Los malvivientes se apoderaron de la moto y escaparon.

LEER MÁS: Inseguridad en Santa Fe: un cadete solicitó asistencia para entregar un pedido

Rápidamente, un nutrido grupo de compañeros se acercó al lugar del hecho y con la víctima del robo ya más calmada tras pasar por la violentísima situación, determinaron gracias al dispositivo de GPS instalado en la moto, la ubicación precisa del vehículo.

Casi 60 trabajadores de delivery se reunieron en la zona que indicaba el GPS, en barrio Villa Hipódromo, en calle Juan Díaz de Solís al 6300 entre Ricardo Aldao y Ángel Cassanello. Hasta el lugar llegaron también efectivos del Comando Radioeléctrico que finalmente, luego de momentos de muchísima tensión entre los vecinos y los delincuentes, encontraron el vehículo Guerrero Trip de 110 centímetros cúbicos en un pasillo tirado con daños en el sistema de encendido y en los cables de la batería.

LEER MÁS: Violento asalto a una joven delivery en barrio Jardín Mayoraz

«La verdad que la pasamos muy mal en el lugar donde figuraba que los motochorros habían llevado la moto. En un momento nos tuvimos que retirar hasta la avenida porque nos vimos en peligro en una zona donde todo el mundo sabe que funciona un desarmadero de motos», contó a UNO Santa Fe Fernanda, vocera de los trabajadores de delivery.

«En un momento determinado que nos alejamos del lugar, detectamos que la moto estaba siendo trasladada de lugar, corrida a otro domicilio del barrio. Allí volvimos a comunicarnos con la policía para comunicarle la situación y acelerar la intervención policial», subrayó Fernanda y sentenció: «Nos parece alarmante la falta de compromiso policial y de la Justicia para intervenir y actuar en situaciones de robo de motos».